Pensando en la vida.

Paso mucho tiempo pensando en la vida, y de pronto aparece tu imagen. ¿Acaso tú eres la vida? Yo pienso que sí. Siento tu mirada y la veo confundida. No te preocupes. Yo también estoy confundido. ¿Quién no lo está? El punto importante no es la confusión, sino cómo la afrontamos. Se me ocurre una idea: Juntos.

¿Qué imagen llega a tu mente cuando escuchas la palabra Juntos? ¿Qué pasa por tu mente cuando la oscuridad llega a ti?

La vida no tiene sentido y nada de lo que hacemos importa. Eso es una realidad. ¿Triste? Tal vez un poco. ¿Maravilloso? Demasiado. ¿Puedes darte cuenta de la enorme oportunidad que tenemos al vivir sin sentido? Espero que sí. Pero no pasa nada si no puedes. Sé que no es fácil.

¿Me darías la oportunidad de tomar tu mano? ¿Me darías la oportunidad de aceptarte sin prejuicios? ¿Me darías la oportunidad de encontrarnos a nosotros mismos?

¿Qué somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Nuestra existencia tiene algún propósito? ¿Qué pasa después de la muerte? ¿Podemos viajar en el tiempo? ¿Podemos ser más que lo que vemos frente al espejo?

La manera en la que tratas a la imagen frente al espejo, es la manera en la que ella te trata a ti. La manera en la que tratas al mundo, es la manera en la que el mundo te trata a ti.

El problema de las palabras es que son muy frágiles. Todo lo que digo es frágil. Por eso no necesito palabras para expresar mis sentimientos. Por eso cada vez que lloramos, nos quedamos sin palabras. No es malo quedarse sin palabras.

Si pudiera, me quedaría sin palabras para siempre. Si pudiera, me quedaría sin cuerpo para siempre. Si pudiera, dejaría a mi alma libre y la depositaría sobre la palma de tu mano.

¿De qué color es el alma? ¿A qué saben nuestras almas cuando estamos juntos? ¿A dónde nos dirigimos con cada paso que damos?

Si algún día te sientes débil; déjate caer. No detendré tu caída, pero caeré contigo. Si algún te equivocas; por favor no te culpes. Si algún día te sientes triste, por favor recuerda que la tristeza también es parte de la vida.

Busquemos una forma de expresar juntos nuestros sentimientos. Desnudemos nuestras almas y gritemos nuestros pensamientos. Vamos a reírnos como cuando éramos niños. Vamos a ser libres como cuando éramos niños. Volvamos a ser niños juntos.

Te invito a que dejemos de juzgar todo lo que vemos. Te invito a aceptarnos a nosotros mismos tal y como somos, para así poder aceptar al mundo en el que vivimos. Te invito a ser feliz. Te invito a amarnos.

Conozco tu alma; es mi alma. Conozco tu mirada; es mi mirada. Conozco tu dolor; es mi dolor. Te conozco; tú eres yo.

No vivamos en el pasado. No vivamos en el futuro. Vivamos en este momento. En este momento estoy contigo. En este momento estamos juntos. No hay nada más, te lo aseguro. Todo es una ilusión, excepto nuestras manos entrelazadas. Puedo sentir tu respiración. Puedo sentir cómo todo el mundo se desmorona ante nuestros ojos. ¿Acaso no se había desmoronado hace ya mucho tiempo? Y a pesar de la destrucción, seguimos avanzando juntos. ¿A dónde vamos? A ningún lugar. Nuestro destino es también nuestro punto de partida. Nuestro pasado es también este momento. Nuestro futuro no es más que este segundo. Vamos a desprendernos de todo lo que hemos hecho. Vamos a dejar de aferrarnos a lo que ha pasado. Dejemos de soñar con un futuro mejor. Estamos aquí. Estamos vivos.

No tenemos nada porque nada nos pertenece. Las cosas le pertenecen al universo. Nosotros le pertenecemos al universo. ¿Y qué es el universo sino nosotros mismos? Estamos en todas partes. Somos todas las partes. No tenemos la necesidad de ser nada más que lo que ya somos. ¿No sabes quién eres? Eres eso que eres cuando nadie más te está mirando. Eres eso que sientes cuando no estás pensando en nada. Eres todo. Somos todo. Y estamos juntos. No te prometo la eternidad, porque ya estamos en la eternidad de este momento. ¿Para qué prometer algo que ya tenemos?
Ven, vamos a disfrutar de la eternidad de nuestras vidas. Vamos a jugar como niños. Porque sólo somos niños jugando a vivir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.