Apariencia.

Cómo cambiar mi apariencia personal

 

He estado pensando sobre la apariencia. Sobre el mundo y su apariencia. Me parece que estamos en un mundo de apariencias. Todo es parecer. Es, ¿Qué parece esta cosa? ¿Qué parece este hombre? ¿Qué parezco yo? ¿Qué parezco yo ante los ojos de los demás? Y es así como se entra a un círculo vicioso en donde individualmente nos pensamos observados por los demás, pero realmente no es así. Es una ilusión que tenemos todos. La ilusión de que somos observados por los demás. La ilusión de que debemos parecer algo para los demás. La ilusión de parecer. Es mucho peor que sólo parecer. Tener la ilusión de parecer es: yo pienso que parezco esto pero ni siquiera eso es lo que parezco. ¿Entonces qué es lo que parezco? ¿Qué es y por qué tiene que importar? ¿Por qué tiene que importar qué parezco yo o qué parecen las personas? ¿Por qué nos importa tanto lo que las personas parecen? Porque realmente, ¿las personas son lo que parecen? ¿Las personas son eso que reflejan día a día? ¿Las personas son eso que sale de sus casas todas las mañanas? Y que va al mundo y convive con personas iguales que piensan lo mismo.

Entonces, ¿qué es real? Si todo eso es apariencia; ¿entonces qué es real? ¿Cómo puedo saber que algo es real? ¿Yo soy real? ¿Yo soy real? ¿Cómo puedo saber si soy real?  ¿Quién me puede decir que soy real? Yo mismo. Sólo yo mismo puedo decir que soy real. Nadie más. Nadie más puede decir que lo real es real.

Sólo pienso cosas y de pronto el mundo me parece un manicomio. Un lugar en donde las personas salen a la calle y muestran algo que no son, para creer llegar a algo que no son. A algo que realmente no quieren. Ése es el gran problema. No saben lo que quieren. No saben quiénes son.

Saber quién soy yo significa conocerme. Conocerme. Saber qué es lo que quiero; qué es lo que me gusta; qué es lo que me hace sentir bien. ¿Qué me hace sentir bien? ¿Qué amo? ¿Qué amo hacer? ¿Cómo me siento cuando hago tal cosa? ¿Cómo me siento cuando pienso en esto? Eso es conocerse. Es saber cómo nos sentimos todo el tiempo. Es saber que las cosas que hacemos las hacemos porque nos hacen sentir bien. Sentirse bien es conocerse. Es amarse. Es querer estar bien, porque sabes que estás bien. Y a pesar del mundo, a pesar de lo enfermo que está todo, se puede ser feliz. Sí se puede ser feliz. La felicidad está ahí. La felicidad está aquí: es este momento. Este momento es la felicidad. No existe en ningún otro lugar. No existe en el futuro ni en el pasado. La felicidad está justo ahora. Justo en este momento. Está aquí con nosotros. Está aquí conmigo. Está aquí contigo. Aquí estamos. La felicidad y tú. La felicidad y tú.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.