¿Cuál es el propósito de tu existencia?

¿Para qué estamos aquí? ¿Por qué existimos? ¿Cuál es el verdadero propósito de nuestra existencia? ¿Estamos aquí por azar, o acaso existe una fuerza más grande que nosotros que no podemos comprender, la cual nos hizo existir justo en este momento y en esta época?
¿Por qué tomamos las decisiones que tomamos? ¿De dónde vienen nuestras ideas y pensamientos? ¿Qué es la mente?

Como seres humanos, está en nuestra naturaleza hacernos preguntas. Tener curiosidad sobre cómo suceden las cosas a nuestro al rededor. Gracias a esa curiosidad, los primeros seres humanos pudieron sobrevivir y aprender. La curiosidad y el aprendizaje dieron paso al conocimiento. Este conocimiento originó las técnicas necesarias para crear tecnología. La ciencia nació. La tecnología se desarrolló. El ser humano creó sistemas bajo los cuáles gobernarse a sí mismo. Y hoy, todos vivimos bajo esos sistemas.

Estos sistemas nos dicen cómo tenemos que vivir. Trazan un camino que la mayoría de personas tenemos que seguir. Nacer, crecer, educarse, trabajar, casarse, tener una familia, retirarse, morir. Y en el proceso tener hijos y educarlos para que hagan lo mismo. Dicho de esta manera, suena bastante simple. Vivimos para conseguir los recursos necesarios para sobrevivir en nuestro día a día y para llegar a un retiro digno en donde ya no vamos a poder trabajar, y pasar nuestros últimos días disfrutando de esos recursos acumulados. En resumen podríamos decir que vivimos para ganarnos la vida.

Sin embargo, este “ganarse la vida” puede ser un poco contradictorio. Si ya estamos vivos, ¿por qué tenemos que ganarnos la vida? De alguna manera es como si nos dijeran que no somos dignos de vivir, y por eso tenemos que ganarnos la vida con nuestro trabajo. Con nuestro tiempo. Pero entonces, ¿qué es la vida? ¿Cómo podemos “ganarnos la vida”? Claramente, la frase “ganarse la vida”, hace alusión al dinero. Y refleja de manera perfecta en lo que se ha convertido la vida diaria de todas las personas que existen. Ganarse la vida entonces, es ganar dinero. Sin dinero no tenemos vida. Eso es lo que los sistemas bajo los que vivimos nos han enseñado. Es como si el ser humano le hubiese dado el valor de la vida al dinero.

dinero, dolares

Entonces, ¿nuestro propósito es ganar dinero para poder seguir viviendo hasta que llegue el día de nuestra muerte? Al parecer sí. El dinero es algo que siempre estará presente en nuestra vida. Desde que nacemos hasta que morimos. Sin duda, el dinero es algo muy importante. Tenemos que comprender el significado del dinero. El dinero es como esta energía vital que siempre está en movimiento. Fluye a través de nosotros. Entra y sale de nuestra vida constantemente.
El dinero es entonces, una herramienta. Una herramienta que nos permite construir y nos da la libertad para hacer muchas cosas.

Pero la vida no se trata sólo de ganar dinero. El dinero es un medio para llegar a un fin. El dinero no es el fin. Cuando vemos al dinero como un objetivo, entonces estamos viviendo por el dinero. Y la vida se convierte en una constante búsqueda de dinero. El dinero no es el objetivo. El dinero nos ayuda a llegar a nuestros objetivos. Pero ¿Cuáles son esos objetivos?

Ya tenemos claro que nacimos en un sistema. Este sistema funciona gracias al dinero. El dinero es lo que mueve a este sistema. Por lo tanto, todos tenemos que ganar dinero para sobrevivir. Pero, ¿la vida es sólo sobrevivir? ¿Cuál es la diferencia entre vivir y sobrevivir? Sobrevivir es hacer lo necesario para no morir. Vivir es disfrutar de este momento. Cuando no disfrutas el momento, realmente no estás viviendo. Cuando lo único que está en tu mente es el futuro, o el pasado, entonces no estás viviendo. El tiempo es el otro sistema más importante bajo el que vivimos.

calendario, reloj

Tenemos un calendario. Cada año dura 365 días, cada día 24 horas, cada hora tiene 60 minutos y cada minuto 60 segundos. El calendario es como un gran reloj que nos indica qué día estamos viviendo. Y nuestra vida se construye a partir de esos días. Cada día tiene un nombre. Y dependiendo del día que sea, hacemos ciertas cosas. El tiempo y el dinero están muy relacionados. Un sueldo se paga dependiendo de las horas de trabajo. Literalmente nos dan dinero por cada hora de vida que trabajamos. ¿Cuánto vale la vida? ¿Cuánto vale cada minuto?

El reloj nos ayuda a medir el tiempo. Estamos rodeados de relojes que nos recuerdan qué hora es. Medir el tiempo de esta manera puede ser algo muy útil para hacer planes y llevar un orden en nuestra vida. Para saber qué tenemos que hacer y a qué hora lo tenemos que hacer. El tiempo es como un ciclo sin fin que cada día se vuelve a repetir.

Y en nuestra incansable búsqueda por ganarnos la vida, le terminamos dando nuestro tiempo a alguien a cambio de dinero. ¿No es esto algo irónico? ¿Cuánto tiempo nos tardamos en ganar cierta cantidad de dinero? ¿Cuánto tiempo nos tardamos en gastarlo? En términos económicos, ¿es esto rentable?
¿No nos hemos olvidado de lo más importante? ¿Existe en la vida, algo más importante que este preciso momento?

La manera en la que medimos el tiempo, nos hace olvidarnos de este momento. Porque siempre estará lo que hicimos ayer y lo haremos mañana. ¿Cuánto tiempo dura este momento? ¿Cuándo fue la última vez que el reloj marcó la misma hora por más de un segundo? ¿No será el tiempo sólo una ilusión que existe en nuestra mente? ¿No será que nuestro verdadero propósito es estar más allá del tiempo?

vivir en el momento presente

Cierra los ojos. Respira profundamente. Siente tu respiración. Olvídate del tiempo. Pensemos por un momento que no hay tiempo. Si no hay tiempo, ¿entonces qué hay? ¿Existimos sin el tiempo? ¿Es el tiempo la base de lo que somos? Nuestro propósito verdadero es estar en paz. Cuando cerramos los ojos y nos olvidamos de todo, estamos en paz. La Paz es algo que está más allá del tiempo y del espacio. Es estar presentes en este momento, sin pensar en nada más.

Y esta paz nos ayudará a construir la vida que deseamos vivir. Nuestro propósito es estar en paz para poder construir la vida que deseamos. ¿Qué deseas? ¿Qué deseas realmente? Si te dijera que puedes hacer lo que sea, cualquier cosa. Si te dijera que todo lo que deseas se cumplirá, ¿qué desearías? ¿Cuál es tu deseo más profundo? Bien, pues tu deseo más profundo, es tu verdadero propósito. Y para llegar a él, necesitas poner atención a tu interior. Observa tu interior y dime lo que ves. Eso que ves, es lo que eres. Ahora observa tu exterior y dime lo que ves. Eso que ves, es un reflejo de lo que eres.

Para llegar a tu verdadero propósito, debes convertirte en la persona que merece tener lo que deseas.

Te propongo un reto: Si ya sabes cuál es tu deseo más profundo, tu verdadero propósito en la vida; escríbelo aquí abajo en los comentarios. Escríbelo sin miedo. Nadie te va a juzgar. Si lo escribes, te ayudará a reafirmar en tu mente qué es lo que realmente quieres en tu vidas. ¿Te atreves a compartirlo con nosotros?

Esta es la señal que estabas buscando

Estos fueron unos pensamientos que tenía en mi mente. Espero que te haya parecido interesante. Intenté expresar de la mejor manera mis ideas. Si te ha gustado este artículo, te agradecería mucho que lo compartas con alguien a quien creas que le pueda interesar. Si quieres escuchar estas palabras en un audio de YouTube, haz click aquí para ver el video. Gracias por leer y por llegar hasta acá. Te deseo mucha suerte en tu vida y que te vaya muy bien.

1 comentario on "¿Cuál es el propósito de tu existencia?"

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.