7 razones por las que no debería importarte quién interpreta a La Sirenita.

La actriz quien interpreta a La Sirenita en su película Live Action, fue anunciada hace unos pocos días por Disney. Es Halle Bailey quien personificará a Ariel, la protagonista de este clásico de Disney.

Sin embargo, muchas personas comenzaron a criticar esta decisión diciendo que en la película animada, Ariel es de piel blanca, y que por lo tanto, una actriz de piel negra no debería interpretarla. Ahora te diremos por qué esta decisión de Disney no debería importarte.

1. El espectador no decide.

En los últimos años se ha dado un fenómeno en el entretenimiento. Las películas y las series tienen tantos fans, que se crea una comunidad al rededor de las producciones. Y por alguna razón, los fans piensan que por el simple hecho de ser fan, pueden decirle a los productores cómo hacer su trabajo.

Esto es totalmente falso y fuera de la realidad. Los productores siempre tomarán la mejor decisión para que sus series o películas vendan. Porque al final, esto es un negocio, y el espectador no tiene nada que ver con las decisiones.

2. Es una película.

No debemos olvidar que es una película. Algo que no afectará de manera directa nuestras vidas. Podemos seguir viviendo como lo hemos hecho hasta ahora y nada será diferente si La Sirenita es negra o blanca. Quizá debamos comenzar a elegir mejor nuestras prioridades. Si no te gusta quién será la protagonista, es tan fácil como no ver la película.

quien interpreta a la sirenita

3. Racismo exhibido.

No es ningún secreto que países como México son de los más racistas del mundo, a pesar de que se diga lo contrario. Claramente no todas las personas son racistas. Pero hacer chistes racistas y compartir memes en Internet burlándose de la actriz y comparándola con otros personajes de películas, da paso a que los chistes sobre el racismo se normalicen.

¿Qué importa el color de piel de una persona? El color de piel no define lo que somos. Tenemos que entender esto. Es increíble que en pleno año 2019 todavía exista el racismo; un problema verdaderamente preocupante.

4. «No se respetan los clásicos.»

Esta es una frase con la que los espectadores se justifican para decir que Halle Bailey no debería ser quien interpreta a la sirenita. Sin embargo, lo que parece que no queda totalmente claro, es que esta nueva película NO es un clásico. El clásico de Disney es la película animada. Esta es una NUEVA producción. Si te gustan los clásicos de Disney, entonces mira los verdaderos clásicos.

Las cosas evolucionan y cambian todo el tiempo. Las cosas no pueden ser como nosotros queramos que sean. No podemos ofendernos por algo que no tiene una importancia real en nuestras vidas.

quien interpreta a la sirenita

5. La Agenda de Disney. Lo que decidió quién interpreta a la sirenita.

Es claro que Disney desde hace años tiene una marcada agenda social. El ser «incluyentes» es algo que todas las empresas han tenido que hacer. Básicamente por una exigencia social. La sociedad no está conforme con ciertas cosas, entonces las empresas actúan de manera que todos estén conformes.

En este caso, las empresas de medios de comunicación grandes como Disney, tienen muy claro el mercado hacia el que se dirigen, y saben perfectamente lo que tienen que hacer para vender sus productos. Ni Disney ni otras empresas son realmente «incluyentes». Las empresas sólo se adaptan para seguir ganando dinero.

6. Vemos todo lo que hace Disney.

Disney sabe que haga lo que haga, hay una gran parte de su público mundial que irá a ver sus películas. Es por eso que no importa quién interpreta a La Sirenita, las personas igualmente irán a ver la película.

Disney debe mantener al espectador en los cines el mayor tiempo posible. Cada mes están estrenando nuevas películas. Hay ocasiones en las que incluso hay 2 o 3 películas producidas por Disney al mismo tiempo en los cines. Hagan lo que hagan, seguramente vamos a estar viendo sus películas.

7. Dejemos a las personas ser libres.

Por último, pienso que esta es una gran oportunidad para reflexionar acerca de nuestra capacidad de tolerar la diversidad social. Debemos comprender que las personas son diferentes. Las personas pueden tener su piel de cualquier color, y eso no las hace mejores ni peores personas. Simplemente son personas.

Quizá si dejamos de fijarnos en lo físico y comenzamos a observar un poco más el interior, y a tomarnos el tiempo para conocer nuestro interior, podamos comenzar a aceptar a los demás. Sin importar su color de piel o sus preferencias sexuales. Todos somos parte de este mundo, y todos merecemos ser felices.

Si te ha gustado este artículo, te agradeceríamos que lo compartieras con alguna persona a quien pudiera interesarle. También puedes seguirnos en Facebook, Instagram, Twitter y buscarnos en nuestro canal de YouTube.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.