Cómo superar el miedo al fracaso.

Quizá muchas veces te has preguntado cómo superar el miedo al fracaso. Cada vez que estás a punto de comenzar con algo nuevo te invade una sensación de ansiedad. Piensas que no serás capaz de conseguir tus objetivos. Muchas veces te han dicho que tienes que ir por el lado «seguro», y que arriesgarse sólo puede traerte decepciones.

La sociedad en la que vivimos nos condiciona desde nuestra infancia a no arriesgarnos, y poco a poco se instala en nuestro subconsciente la idea de que no podemos seguir nuestros sueños.

Así mismo, la sociedad también ha creado una especie de obsesión con el éxito y un rechazo del fracaso, lo que ha hecho que se vea al fracaso como algo malo. Esto nos obliga a buscar constantemente el éxito y a rechazar por completo el fracaso. Pero, ¿qué es en realidad el fracaso?

¿Qué es el fracaso?

El fracaso es plantearse una meta u objetivo y no conseguirlo. Esto convierte al fracaso en una experiencia desagradable para el ser humano, lo que puede generar consecuencias destructivas y no ayuda en nada a nuestro progreso.

La anterior es la definición convencional del fracaso. Se nos ha enseñado que el único éxito es conseguir lo que queremos, y hemos aprendido a sentirnos mal cada vez que las cosas no salen como queremos. Quizá podamos intentar ver al fracaso desde otra perspectiva.

Pensar en que podríamos fracasar puede hacernos sentir mucha ansiedad. Pero quizá el fracaso no es lo peor que nos podría pasar. De hecho, muchas veces el fracaso puede ser todo lo que necesitamos para llegar al éxito.

El fracaso, más que algo que nos haga retroceder o dejar de avanzar, debería ser algo que nos impulse a seguir avanzando. Cambiemos la palabra «fracaso» por «oportunidad». Cada fracaso es una nueva oportunidad de aprender algo nuevo y aplicarlo en nuestras vidas. Cada vez que cometemos un error es una oportunidad para mejorar. Este es el concepto positivo del fracaso.

Lo que realmente importa no son las cosas que nos pasan, sino cómo decidimos ver las cosas que pasan. Podemos decidir ver al fracaso como una oportunidad y dejar de verlo como algo que nos frena. Dejar de sentirnos mal cuando fracasamos y comenzar a alegrarnos porque ahora sabemos algo que antes no sabíamos. Ahora conocemos cómo una cosa NO debería de hacerse.

Cómo superar el miedo al fracaso

Miedo al fracaso.

El miedo al fracaso es un pensamiento o una idea destructiva en tu mente, que no te ayuda a progresar ni a superarte. El miedo a fracasar te detiene en muchos aspectos de tu vida, pues por no querer equivocarte a veces tomas la mala decisión de dejar todo, o no hacer nada. Dejas de intentar hacer las cosas. Detienes tu avance. Y entras en una espiral que te lleva a cometer una y otra vez los mismos errores de los que tanto quieres escapar.

Como ya hemos mencionado, este miedo al fracaso la mayoría de las veces tiene su origen en nuestra infancia. Es como si el pensamiento de «No eres capaz de alcanzar tus sueños» estuviese instalado en el imaginario colectivo, como una especie de parásito que roba nuestra energía y no nos deja avanzar.

Desde que somos pequeños nos vemos rodeados por pensamientos como: «Tienes que asegurar tu futuro», «No puedes arriesgarte», «Tienes que quedarte en el mismo lugar por mucho tiempo y esperar a que algún día cambien las cosas», «El éxito es para gente rica», «El éxito es arrogancia», «Tal vez algún día tengas suerte», etc. Quizá a lo largo de tu vida has escuchado a personas decir este tipo de frases o algunas parecidas.

La clave está en qué tipo de creencias tenemos en nuestra mente. La creencia es un pensamiento que se repite constantemente durante mucho tiempo. Por ejemplo, la creencia de que «La gente exitosa ha tenido suerte». Quizá deberíamos comenzar por revisar cuáles son nuestras creencias y comenzar a cambiar aquellas que no nos estén impulsando a conseguir nuestros objetivos.

¿Cuáles son sus causas?

Es natural que el ser humano tenga miedo a fracasar. Nadie quiere quedarse estancado. Pero, ¿cuáles serán las causas de ese miedo? Hay muchas causas por las cuales existe el miedo a fracasar, por ejemplo:

  • Miedo a decepcionar a otras personas.
  • Miedo a las críticas o burlas.
  • Falta de confianza en uno mismo.
  • Baja autoestima.
  • Obsesión con el éxito.
  • Expectativas altas propias y ajenas.

Como vemos, todas estas causas podrían tener su origen en nuestros pensamientos. En algún momento de nuestra existencia, este tipo de pensamientos como «¿Qué van a pensar los demás?», «Se van a burlar de mí», «No soy suficiente», etc, comenzaron a introducirse en nuestra mente. Y al pensarlos muchas veces durante mucho tiempo, se convirtieron en creencias.

Estas creencias no nos ayudan en nada a nuestro desarrollo. De hecho, hacen completamente lo contrario. Nos limitan y nos detienen. No nos dejan progresar ni avanzar nada. Pero, ¿qué provoca en nuestra vida tener este tipo de creencias?

Cómo superar el miedo al fracaso

¿Cuáles son sus consecuencias?

El miedo al fracaso nunca te ayudará a progresar. Nunca podrás avanzar si no superas ese miedo. Al contrario, ese miedo te traerá consecuencias destructivas y negativas, por ejemplo:

  • Dejar de intentar.

    Es claro que si tenemos miedo al fracaso, dejaremos de intentar muy fácilmente aquello que nos proponemos. Nos rendiremos a la primera señal de que algo va mal
  • Estancamiento.

    Como consecuencia de nuestro miedo al fracaso y nuestra facilidad para rendirnos, poco a poco nuestra vida comenzará a estancarse. Nos quedaremos en un solo lugar sin poder cambiar ni avanzar. Muy probablemente siempre tendremos esta idea de que algún día todo cambiará y todo mejorará.
  • Procrastinación.

    La procrastinación no es otra cosa que el dejar todo para después. Esto va desde las cosas pequeñas que hacemos en nuestro día a día, hasta nuestros más grandes propósitos. La procrastinación nos hará perder el tiempo, y cuando nos damos cuenta, ya han pasado meses, incluso años desde aquella vez que dijimos: «Mejor lo hago mañana.»
  • Mediocridad.

    Todo lo que hemos mencionado, casi siempre va acompañado de la mediocridad. Esto es hacer las cosas, pero no hacerlas de la mejor manera en la que se podrían hacer. Simplemente es una falta de esfuerzo e interés por lo que hacemos. Por lo tanto, aquello que hagamos, lo haremos de mala manera, y nunca destacará.
  • Frustración.

    Una de las peores consecuencias del miedo al fracaso, es vivir con una frustración constante. Una especie de arrepentimiento. Porque sabemos que pudimos haber hecho las cosas mejor, pero que por alguna razón no lo hicimos. Esta frustración sólo nos hace disfrutar menos la vida y nunca dejar de preguntarnos cómo sería todo si no nos hubiésemos rendido tan fácilmente.
  • Infelicidad.

    Si vivimos frustrados, claramente no podremos ser felices. Y esto a su vez creará más frustración, lo que nos hará vivir en una especie de ciclo en el que vivimos frustrados, infelices y arrepentidos. Además de la infelicidad, el sufrimiento también se hará presente.
  • Inconformidad.

    Si nos rendimos fácilmente; hacemos las cosas a medias; vivimos frustrados e infelices, entonces no nos sentiremos conformes con nuestra vida. Viviremos pensando en lo que pudo ser, sufriendo al saber que no podemos regresar el tiempo y cambiar nuestras acciones. Quedaremos condenados a vivir inconformes con nuestra vida, con nuestro trabajo, con nuestro vecindario, nuestro gobierno, etc.
Cómo superar el miedo al fracaso

¿Cómo superar el miedo al fracaso?

Para superar este miedo, debes saber que lo primero que tienes que cambiar es tu forma de pensar. Tu vida es un reflejo de los pensamientos que tienes regularmente. No puedes cambiar algo en tu vida, sin antes cambiar tú mismo. Es importante que comprendas esto antes de realizar cualquier estrategia de cambio.

Debes dejar de complicarte las situaciones. La vida es mucho más fácil de lo que parece. Pero por alguna razón las cosas parecen muy complicadas. No es que las cosas o la vida sea complicada o difícil. Las cosas simplemente pasan. Lo importante aquí es cómo decidimos ver las cosas que pasan. Si para nosotros algo parece una tragedia, entonces será una tragedia. La clave está en manejar nuestra percepción de las cosas, y cambiar la manera en la que vemos todo.

Planear bien como llegarás a tus objetivos, y empezar con poco. Empieza con lo que tienes. No necesitas esperar a tener muchas cosas para empezar. Las más grandes cosas en el mundo, comenzaron con un pequeño paso hacia adelante, y se construyeron poco a poco. Tenemos que ser pacientes. No vamos a hacer algo grande la primera vez que lo intentemos.

Otra cosa muy importante es aprender a manejar los errores. Aceptar que las cosas no siempre son como queremos, y saber que cometer un error no es razón suficiente para abandonar lo que estamos haciendo. Acepta tu entorno. Y lo más importante, acéptate a ti mismo. Sólo así lograrás tus metas.

Aprende a manejar pensamientos. No permitas que tu mente te haga repetir nuevamente los patrones que has estado repitiendo por años. Aprende de las demás personas. Todas las personas tienen algo que enseñarte. Escucha y aplica en tu vida aquello que pueda ayudarte a seguir avanzando. Sólo así poco a poco sabrás cómo superar el miedo al fracaso.

Cómo superar el miedo al fracaso

Algunas estrategias para superar el miedo al fracaso.

¿Cómo superar el miedo al fracaso? En esta parte hablaremos de algunas estrategias prácticas que puedes aplicar a tu vida desde ahora mismo. Hazlo constantemente y te aseguro que comenzarás a notar pequeños cambios.

  1. Planificación.

    Todos los días escribe en un cuaderno o en algún lugar que tengas muy presente, tus actividades más importantes del día. Haz una lista y cada vez que vayas concluyendo alguna actividad, táchala o bórrala de la lista.
  2. Establecer objetivos.

    Antes de saber qué camino debes tomar, tienes que tener muy claro hacia dónde quieres ir. Debes saber cuál es tu verdadero propósito en la vida, y pensar en objetivos claros, alcanzables, realistas, específicos y lo más importante: debes ponerles fecha. ¿Cuándo te gustaría conseguir esos objetivos? Establece un periodo de tiempo razonable.
  3. Hacerlo fácil – Comenzar con poco.

    No te compliques las cosas. No necesitas tener mucho para comenzar. Empieza con lo que tienes ahora y haz lo que puedas con lo que ya tienes. Poco a poco irás avanzando, pero no dejes que el no tener nada sea un pretexto para no hacer nada.
  4. Manejo de errores.

    Debes tener muy claro que los errores son una parte natural del ser humano. Sin errores no existiría nada de lo que existe. Los errores son maestros que nos ayudan a saber cómo las cosas no tienen que hacerse. Sin errores, no podemos tener éxito. Cada vez que tengas un error no te lamentes. Pregúntate: ¿Qué puedo aprender de este error?
  5. Manejo de pensamientos.

    Si quieres entender cómo superar el miedo al fracaso, debes aprender a controlar tus pensamientos. Aunque no lo creas, la manera en la que pensamos define lo que será nuestra vida. No puedes llegar a ninguna parte pensando que no llegarás. Sé consciente de los pensamientos que tienes todos los días y poco a poco cámbialos por pensamientos que te ayuden y de den fuerza e inspiración.
  6. Aprender de todo.

    Podemos aprender algo de absolutamente todo lo que nos pasa en la vida. Todos los días podemos aprender algo nuevo. Busca un constante aprendizaje. Aprende sobre nuevas técnicas, nuevos procesos, nuevas formas de hacer las cosas. El mundo avanza muy rápido y no podemos quedarnos atrapados en la misma época.
  7. No buscar la perfección.

    Las cosas no tienen que ser perfectas. No todo tiene que salir de la manera exacta en la que lo planeamos. No pasa nada si algo no es como queremos que sea. Nada puede ser totalmente perfecto. No te obsesiones con buscar la perfección. El perfeccionismo se puede convertir en un gran problema.
  8. Perdonarse.

    Perdónate. Es muy importante aprender a perdonarnos. Perdónate por tus errores; por lo que te has hecho a ti mismo; por lo que le has hecho a los demás. Simplemente perdónate. No seas tan duro contigo mismo. Practica el perdón en tu vida.
  9. Avanzar un poco antes que avanzar nada.

    No minimices tus avances. Así hayas avanzado hoy sólo un pequeño paso, celébralo como si fuese un gran logro. Porque realmente lo es. No podemos hacer todo en un sólo día. Tenemos que avanzar poco a poco. La construcción de nuestro futuro se realiza cada día, todos los días. Con pequeños avances constantes se consiguen los verdaderos resultados.

Gracias por leer.

Esperamos que este artículo sobre Cómo superar el miedo al fracaso te haya sido de gran utilidad. Por favor comparte este artículo con alguien a quien creas que le pueda ayudar. Recuerda que con pequeñas acciones se puede comenzar a cambiar al mundo.

Recuerda que también puedes seguirnos en nuestras redes sociales en donde publicamos contenido que seguramente te gustará.
Estamos en Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y en otras más.

Te deseamos una vida llena de éxitos, y también de fracasos. 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.