Inesperada

textos de amor para mi novia largos

 

Inesperada. Es así como llegaste. Me tomaste distraído y te colaste entre la cotidianidad, y sólo por un momento  descubrí que también nos podemos descubrir en alguien más. Me pregunto qué tan rápido viaja el amor, y si su velocidad depende de las personas que lo sienten o simplemente es imposible controlar. En mi caso, creo que es la segunda opción, ¿y para qué querer controlar algo tan bello que llena toda la habitación con una intensa luz blanca que ilumina también hasta el rincón más oscuro de mi ser? No hay duda; si tiene que haber un sentido, ese es el amor. Si tiene que haber una razón, esa eres tú. Si tiene que haber algo real, somos nosotros.

Muchas veces ya he repasado nuestros movimientos, y me pregunto cuántas cosas tuvieron que haber sucedido antes de que nuestros caminos se cruzaran. ¿Cuántos falsos rostros? ¿Cuántas falsas ilusiones? Y luego llegas tú para dejar de ser una simple ilusión, una simple máscara. Creo que estamos aquí para hacer que cada momento sea el mejor de nuestras vidas, y en medio del caos encuentro una carta que dice tu nombre, y cuando la abro todo explota en un destello de realidad que golpea mi rostro tan fuerte que termino cayendo a lo más profundo, y desde ahí abajo veo todo diferente, escucho un susurro que me dice que eres tú. Escucho una voz que me hace olvidar la desgracia del mundo para así poder ver la belleza escondida en los rincones más lejanos. Y en uno de esos rincones estás tú, llenando todo de los colores más vívidos que he visto, incluso una especie de brillo parece surgir de ellos. ¿Eres tú los colores que el ojo humano no puede alcanzar a ver? ¿Eres tú los momentos perdidos en el tiempo y el espacio en los que repito tu nombre una y otra vez? ¿Eres tú ese complemento que por ley universal cada cosa debe tener?

Imagino tu rostro y en él una sonrisa. ¿Será que ya has visto cómo no puedo dejar de pensar en ti? Me pregunto si en algún lugar estarás vagando a la espera de alguien que pueda mirar a través de lo superficial.

Y cuando la oscuridad me arrebata todo pensamiento, escucho tu voz guiándome hacia la verdadera salida, allá en donde se encuentra la verdadera belleza y en donde todos los conceptos dejan de existir para dar paso a sus esencias.

Si hay una esencia del amor, me parece que está en ti y en cada palabra que dices. Me parece que está en la magia de vivir sólo en este momento y dejar de pensar en algo llamado pasado o futuro. ¿Qué es el pasado sino el falso recuerdo de algo vivido? ¿Qué es el futuro sino la eterna consecución de este momento? Y de entre todos mis pensamientos surge el deseo más profundo, y una pregunta llega a la superficie de mi mente. ¿Me concedes este momento para estar contigo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.